NOKIA - N8

NOKIA N8 1
NOKIA N8 2
NOKIA N8 3
NOKIA N8 4
NOKIA N8 5
NOKIA N8 6
NOKIA N8 7

Descripción

Marca:
NOKIA 
Modelo:
N8 
Tipo:
Smartphone  
Estilo:
Touch 
Gama:
Alta 
Pantalla:
3.5'' 
Camara:
12 MPX 
Sistema Operativo:
Symbian 3 
Procesador:
680 MHz  
GPU:
Broadcom BCM2727  

Análisis

El Nokia N8 era, probablemente, una de las últimas esperanzas que tenían los finlandeses para seguir en la cresta de la ola. Nokia era antes la reina, la favorita del público, la niña de nuestros ojos, pero de un tiempo a esta parte se ha dormido en los laureles y otros fabricantes como HTC, Samsung, Apple o RIM han sabido destronarla del reinado de los mejores teléfonos del mercado. 

Tras el estrepitoso fracaso del N97 y N97 Mini, si albergábamos alguna esperanza de que el N8 devolviese a Nokia a su lugar histórico, ésta se desvanece al sostener el teléfono en nuestras manos, dándonos la sensación de que una vez más vuelven a llegar tarde con una propuesta lenta, anticuada y sin futuro.

Por supuesto, el Nokia N8 tiene grandes virtudes, pero sus defectos proyectan una sombra demasiado alargada y las pocas luces que desprende son demasiado tenues. Vamos a comentar punto por punto en qué destaca y en qué cojea este terminal y, al final, haremos balance. Desgraciadamente, muchos se imaginarán ya cómo acaba la película, ¿verdad?

Diseño

Nokia está apostando fuerte por una de sus señas de identidad: fabricar teléfonos robustos con un diseño muy atractivo. Y en este caso, el N8 no iba a ser menos. Nos encontramos con un terminal muy bonito con estructura rígida metalizada y sin elementos movibles. Tiene un tamaño de 113,5 x 59 x 12,9 mm y un peso de 135 gramos. Destaca su pantalla, la cual está acompañada en su frontal por un único botón de acceso a menús, el altavoz, el micrófono, el sensor lumínico y la cámara frontal para videollamadas.
En el lateral izquierdo se encuentran las ranuras para la tarjeta SIM, la microSD y el conector microUSB. En su lado derecho vemos los clásicos botones del control de volumen, el de bloqueo de la pantalla y el acceso directo a la cámara. En la parte superior está el conector de auriculares de 3,5 mm, la salida HDMI y el botón de encendido y apagado. La cámara de fotos, el altavoz general y el flash se encuadran en un pequeño saliente de la parte trasera del dispositivo, dándole un aspecto robusto y atractivo pero poco práctico debido a que inclina el teléfono a la hora de apoyarlo en la mesa y, también, porque se engancha con cualquier tejido a la hora de guardarlo en el bolsillo, mochila o similares.

Cabe destacar que el acabado en aluminio anodizado le da una apariencia y una sensación de calidad difícilmente superable. En comparación con otros teléfonos recubiertos de plástico, el N8 destaca notablemente cuando se sostiene en la mano.




Hardware

Al hablar de un teléfono móvil, lo primero en lo que queremos hacer hincapié es en sus funciones a la hora de hacer llamadas. Al llevarnos el terminal a la oreja, la experiencia que transmite es realmente positiva. El tacto y el tamaño nos permiten agarrarlo con firmeza y la calidad del audio y del micrófono, así como de la comunicación en general, es muy positiva. Merece mención específica la ubicación de los botones de volumen, que se encuentran en el lateral derecho del teléfono mientras que en otros muchísimos modelos tanto de Nokia como de otros fabricantes se encuentra en el izquierdo. Para quien suela usar el teléfono con la mano derecha será algo más engorroso de la cuenta bajar o subir el volumen sólo con el pulgar. Si se usa con la izquierda, no hay inconveniente para los dedos índice y corazón.

Este buen funcionamiento en llamadas también lo tenemos cuando utilizamos el Bluetooth para realizar hablar a través de, por ejemplo, el manos libres del coche. Su integración con los modelos más comunes de la marca Parrot es excelente y permite el uso de casi todas sus funciones. Usando el sistema de auriculares del que dispone, tendremos también una experiencia realmente positiva, pues la calidad del sonido es excepcional y el micrófono del manos libres recoge nuestra voz sin apenas complicaciones, permitiéndonos además colgar o contestar la llamada, cambiar el volumen, etc.



Cámara

Probablemente sea la mayor virtud del N8. Su estupenda cámara de 12 megapíxeles con doble flash de xenón es de lo mejor que puede existir actualmente en el mercado. La simbiosis Nokia-Carl Zeiss es una apuesta de éxito seguro, y así lo demuestran la calidad de las fotografías y vídeos que hemos podido realizar durante estos días. 

Las fotos de 12 MP son de una luminosidad y una nitidez pocas veces vistas antes en un teléfono móvil. Si a eso le sumamos la buena respuesta de la pantalla, las diversas posibilidades que nos ofrece el software y que en casos de poca luz los flashes nos van a sacar de un buen apuro, podemos afirmar que estamos ante la mejor opción a la hora de hacer fotos de todo el mercado de teléfonos móviles de la actualidad. Superando incluso a otros terminales de la talla del iPhone 4 o el Galaxy S.

En cuanto al vídeo, la grabación a 1.280 x 720 es otra garantía de éxito, siempre y cuando nos encontremos en lugares bien iluminados o a plena luz del día. Su funcionamiento grabando vídeo a 720p en formato MP4 es simplemente excepcional y la calidad del vídeo y del sonido son sobresalientes para un teléfono móvil. Eso sí, grabar vídeo HD de noche o en lugares oscuros es algo más complicado. El sensor se resiente en este tipo de entornos y, aunque la calidad del vídeo es buena, aparecen manchas y rayas en la reproducción que demuestran que quizá hubiera sido mejor encender un par de luces antes de empezar.

Pantalla 

La pantalla del Nokia N8 es de tipo AMOLED de 3,5 pulgadas con resolución nHD (640 x 360 píxeles) y capacitiva. Es capaz de mostrar 16,7 millones de colores y su luminosidad es buena para cuando nos encontramos en plena calle bajo el sol abrasador. En cuanto al uso, la sensibilidad táctil deja mucho que desear a veces, ya que nos hemos encontrado numerosas ocasiones en las que pulsamos opciones no deseadas en los menús, teniendo incluso que apretar un poco más de lo esperado para que el teléfono se entere de qué acción queremos realizar. En general la experiencia es buena, pero quizá estamos muy mal acostumbrados ya a pantallas Super AMOLED o Retina Display, que ganan en nitidez, brillo y contraste, y hacen parecer a una AMOLED "normal" mucho más pobre cuando realmente no es así. 



Batería

Otro de los grandes puntos a favor del Nokia N8 es la enorme duración de su batería. Ésta siempre ha sido una de las señas de identidad de la factoría finlandesa y, en este caso, cumplen con lo esperado. A pesar de ser de "sólo" 1.200 mAh, dándole un uso intensivo durante la última semana apenas hemos tenido que recargarla un par de veces, llegando a aguantar a la perfección hasta tres días cuando ha estado más tiempo en reposo que en uso.

Cabe destacar que no se puede retirar la batería por las vías tradicionales, ya que viene atornillada al resto del dispositivo. Si en alguna ocasión se queda el teléfono bloqueado, el botón de apagar/encender sigue activo y podemos reiniciarlo si llegar a tener que hacerlo "a lo bestia". 

Al no ser de fácil acceso, la compañía ha adaptado unas ranuras laterales para introducir la tarjeta SIM y la microSD que normalmente se ubican debajo de la batería en muchísimos teléfonos del mercado.



Otros aspectos interesantes a destacar del teléfono son el HDMI y el USB On-the-Go. Gracias a la excelente grabación de vídeo en HD y al puerto HDMI, junto al adaptador que se incluye en la caja, podremos disfrutar de los vídeos grabados en cualquier HDTV que tengamos a mano. Basta con conectar el cable al adaptador, y éste al teléfono para que la reproducción de vídeo salte directamente al televisor a máxima resolución. Por otro lado, el conector microUSB admite la función On-the-Go. Esto es que se pueden conectar al teléfono todo tipo de unidades de memoria externa para acceder a sus contenidos y visualizarlos desde el teléfono. Otras funciones interesantes y agradecidas son la incorporación de Radio FM y transmisor FM.

Symbian^3

La nueva y mejorada versión del sistema operativo Symbian no hace justicia al buen teléfono que tenemos entre manos. De hecho, es su gran talón de Aquiles y si decimos que es anticuado y sin futuro es mayormente por el uso de Symbian^3. Nokia no para de repetir por activa y por pasiva que están trabajando para llevar la mejor experiencia de usuario posible a sus teléfonos, pero mientras sigan apostando por Symbian para los de gama alta no van a ningún sitio. 



Symbian^3 es un sistema móvil lento, tosco, anticuado y sin apenas novedades con respecto a su predecesor. Microsoft ha sabido reinventarse desde cero con Windows Phone 7 para todos sus terminales pero Nokia no ha querido arriesgarse, imaginamos que pensando en aquello de "más vale malo conocido que bueno por conocer". En cualquier caso, Symbian^3 se le queda pequeño al Nokia N8, el cual podría haber estado muchísimo mejor aprovechado de incluir otro sistema como MeeGo. 

Bien es cierto que el sistema funciona de manera correcta, sin excesos y aportando pocas novedades, aunque los amantes de este sistema las agradecerán con alegría. El sistema de tres escritorios y widgets que plantea Nokia es bastante pobre en comparación con otros sistemas y la experiencia de usuario de algunos que estamos acostumbrados a otras cosas es bastante decepcionante. 




La excesiva necesidad de abrir menús para casi todo, la inoperancia del teclado vertical que no dispone de versión QWERTY si no es en modo apaisado, el navegador web poco eficiente y, en definitiva, una experiencia de usuario bastante pobre tiran al traste todas las ilusiones puestas en un teléfono que apuntaba muy alto pero que se ha quedado a medio camino.

En esencia, el problema radica en que Symbian^3 no termina de explotar las muchas posibilidades que ofrece un hardware muy completo. Excesivas complicaciones para tareas sencillas que se podrían hacer con dos toques requieren de al menos cinco o seis menús diferentes y su posterior regreso a la pantalla en la que nos encontrábamos, por poner un ejemplo. Al configuar el almacenamiento masivo al conectarlo por USB al ordenador necesitamos nueve pulsaciones de menús, mientras que, por ejemplo, en Android no se necesitan más de tres y aparece en la barra de notificaciones superior. Como éste, numerosos ejemplos muy similares.


Multimedia

No obstante, en capacidades multimedia es bastante eficiente. Los 256 MB de RAM que incorpora son más que suficientes para la reproducción de vídeos a altas resoluciones, editar fotografías, crear presentaciones, visualizar documentos y similares. El reproductor multimedia recuerda mucho al de iOS, con una presentación de carátulas de discos al más puro estilo CoverFlow. La reproducción musical y audiovisual es buena y la calidad del sonido, tanto con auriculares como por los altavoces, es bastante interesante y no decepcionará a quienes lo prueben.


Redes Sociales

Hoy en día es casi imprescindible integración absoluta con servicios básicos como Google, Facebook y Twitter. No disponer de un sistema operativo que integre de manera eficiente estos servicios es una sentencia mortal y que resta muchos puntos a este N8. No poder acceder con un click a nuestra agenda de contactos de Google, a nuestros correos de Gmail o verte obligado a disponer de una cuenta Ovi para poder acceder posteriormente a unas muy básicas aplicaciones de Facebook o Twitter son detalles que enervan a quienes estamos más que acostumbrados a estas cosas y venimos de otros sistemas operativos. Suponemos que para quienes sea la primera vez será todo un hallazgo, pero para el usuario más experimentado es todo un atraso.



Otros 

Antes de finalizar, comentar también otros detalles que nos han llamado la atención, como el hecho de que Nokia no disponga de una versión para Mac de su Ovi Suite. De esta manera, quienes tenemos un equipo manzanero en casa no podremos hacer uso -en principio- del programa que permite realizar copias de seguridad del sistema, de las fotos y vídeos, de los mensajes, etc.

Por otro lado, la variedad de aplicaciones para Symbian^3 es realmente escasa. Si miramos otras plataformas como iOS o Android, está a años luz, pero es que incluso otros como webOS, BlackBerry OS o Windows Phone 7 le ganan por goleada.



Conclusión

En definitiva, el Nokia N8 es un teléfono bueno sobre el papel, con unas especificaciones atractivas y unas posibilidades muy notables, pero que se desmorona en nuestras manos como arena de playa cuando empezamos a trastear con su sistema operativo. De hecho, hay teléfonos de la competencia muy similares o inferiores en prestaciones al N8 que le ganan sólo porque su sistema operativo sí está concebido para los tiempos en los que vivimos y no se han anquilosado en el pasado. Es hora de que en Nokia se pongan las pilas en términos de software, porque su hardware es bueno. Hora de darle a MeeGo la oportunidad que merece.

Agradecimientos a es.engadget.com

N8 en nokia.cl

Características

MultitouchSi
ModemSi
Mem. Interna16 GB
Mem. ExternaMicro SD
Expandible32 GB
Cámara12 MPX
FlashSi
Cámara frontalSi
Flash PlayerSi
java appsSi
WifiSi
3gSi
EdgeSi
GprsSi
WapSi
BluetoothSi
GpsSi
TvNo
Mp3Si
RadioSi
Procesador680 MHz
gpuBroadcom BCM2727
Ram256 MB
DimensionesAlto: 113.5mm / Ancho: 59mm / Profundo: 12.9mm
ColoresPlateado, Naranja, Azul, Verde, Negro, Rosa.
Pantalla y másOLED de 3.5'' multi-touch
Resolucion16:9 nHD (640 x 360 píxeles)
Peso135g
Duración bateriaTiempo de conversación GSM: Hasta 12 hrs.
Tiempo de espera GSM: Hasta 390 hrs.
Tiempo de conversación 3G: Hasta 5 hrs.
Tiempo de espera 3G: Hasta 400 hrs.

Precios / Costos

Se el primero en tu país en colaborar con un precio-referencia para este celular a !

ArgentinaBoliviaBrasilChileColombiaCosta RicaEcuadorEspañaMéxicoParaguayPeruUruguayUsaVenezuela